gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
es | eu
Logotipo gipuzkoakultura
2017ko martxoak 25, larunbata
Aintzinari buruzko jardunaldiak
Ser griego

Itzuli

Archivo word  WORD     Archivo pdf  PDF

Ser griego
Carlos García Gual - Catedrático de Filología Griega. Universidad Complutense. Madrid

1

Los griegos nunca se llamaron a sí mismos "griegos". Fueron los latinos quienes los dieron el nombre de Graeci , extendiendo a los pobladores de la península y las islas y las costas del Asia Menor, gentes de una misma lengua y una cultura común, la denominación de una antigua estirpe de la zona del NO de Grecia, la más próxima y vecina de Italia, los Graikoí.

En los poemas homéricos el nombre más usual para el conjunto de tropas que de distintas regiones griegas acaudilla Agamenón , rey de Micenas, es el de Achaioí o el de Argeîoi, que en principio son términos apropiados para los habitantes de de Acaya y Argos, zonas del Peloponeso.

Ya en Homero alguna vez aparece el de Panéllenes, que parece que en su origen pudo designar a un pueblo griego del Noreste, cercano a Tesalia o Tracia. Pronto el nombre de Héllenes ( Helenos) se extendería- así como el de Hellas para Grecia - para designar a todos los griegos. Esa extensión se atestigua ya bien en los líricos de la época arcaica y es normal en la clásica ( siglos VI y V a.C.).

Nosotros hablamos de los "Micénicos" ( para los de cierta etapa histórica, la de la épica ) , pero los griegos no usaron esa denominación (Sí tenían un término para los anteriores pobladores de Grecia: los enigmáticos Pelasgos, anteriores a los griegos indoeuropeos venidos del N. hacia 2000 a.C.). En fin, desde la época clásica tenemos "Helenos" como nombre común para todo el conjunto gentes de una misma lengua y cultura que , en perspectiva dialectal, puede subdividirse en aqueos, áticos y jonios, eolios y dorios.

Más tarde, tras la caída del Imperio Romano de Occidente, los griegos bizantinos tomaron como nombre común el de "Romanos", Romioí, reclamando así su herencia imperial y una cultura cristiana - en oposición tanto a los bárbaros , como a los antiguos griegos paganos, los Héllenes . La "helenidad" se trocó en "Romanidad" , Romiosyne, y esa es la palabra que designa la cultura tradicional, heredada de la Roma Bizantina, por la que lucharon los patriotas griegos en la Grecia sometida durante siglos por los Turcos : la Romiosyne ( Romiosini).

Sólo en la liberada Grecia, la "Hélade" orgullosa de su pasado y dispuesta a resaltar de nuevo su herencia antigua y clásica ese término caerá en desuso mientras se recobran los más clásicos de "Helenismo" y "Helenidad".

2

Como es bien sabido, los griegos no formaron nunca una comunidad política, lo que podríamos llamar un Estado-Nación, sino que a lo largo de muchos siglos, desde el comienzo de su historia a la conquista y sumisión a Roma que la hizo una provincia imperial, lo que nosotros llamamos Grecia fue un territorio formado o fragmentado en varios reinos y ciudades con sus gobiernos autónomos y con frecuentes y constantes conflictos y guerras de unos con o contra otros. Ni siquiera la ascendencia común de dorios o jonios o eolios tuvo una notable significación a este respecto en la política. Desde la desaparición de los antiguos reinos micénicos ya el en siglo XII a.C, y ,sobre todo, desde la configuración de las múltiples y diversas ciudades o póleis, el panorama político de Grecia es el de un país de múltiples gobiernos ciudadanos, orgullosos de su independencia y su libertad.

No voy a insistir en este trazo tan indiscutible y harto sabido, sino en el hecho de que, por encima y más allá de esta diversidad política, los griegos se sentían unidos por una lengua y una cultura común, frente a los otros pueblos , a los que llamaron "bárbaros", término que fue adquiriendo progresivamente - desde Homero a los Trágicos - cierto matiz despectivo. Fue sobre todo a partir de las guerras médicas cuando los griegos sintieron que su lengua y su cultura común era algo que los definía ( y podríamos decir que los distinguía y elevaba) frente a los otros , considerados en un abigarrado bloque bajo la categoría de "bárbaros", fueran gentes admirables de muy antiguas y sabias costumbres como los egipcios, o bien ricos y poderosos como los persas, o rudos e indomables como los escitas o los brutales tracios. Y se sentían orgullosos de esa caracterización positiva de la estirpe helénica. Caracterización que nunca fue racial ; los griegos nunca fueron racistas en el sentido más físico de la palabra. En fin , el ser griego se definía muy claramente como una unidad por la lengua y por la cultura - es decir la religión, la literatura y los nómoi( leyes y costumbres) comunes. Por encima de la fragmentación política, los ciudadanos griegos de poleis muy varias se reconocían unidos en la cultura panhelénica , fundada en la lengua y los ritos y los mitos , en la religión y en la tradición de la poesía.

3

Veamos unos apuntes sobre el marco histórico más amplio.

Los griegos llegaron a Grecia desde el norte hacia 2000 a.C. Eran un pueblo indoeuropeo, que sometió a los antiguos pobladores de la península y desarrolló una cultura propia , con diversos reinos guerreros en la etapa que llamamos "micénica" con el nombre de la ciudad más poderosa de la época : Micenas , en el NE del Peloponeso. La tradición épica sitúa al frente de la gran expedición contra Troya a su rey Agamenón. Luego, hacia el siglo XII una gran convulsión social, tal vez una invasión de otras tribus griegas - los llamados "invasores dorios" - arruinó esos reinos y arrasó sus castillos y fortalezas , dando paso a una época mucho menos brillante, y peor conocida, la llamada "Edad Oscura" , que llega hasta el siglo IX-VIII , en que comienza con un vigor ya ininterrumpido la recuperación de la cultura helénica , con la creación de nuevas ciudades (las poleis) y templos, el desarrollo de la comunicaciones y el comercio y la colonización de las costas mediterráneas. Es justamente la invención de la polis y nuevas formas de la política lo que hace de esta época el fundamento de la cultura clásica griega. Notemos que una polis no está definida por su tamaño ni por el número de sus habitantes, sino por su autonomía - es decir, su capacidad de darse leyes y tener independencia política -. Cada polis tiene sus templos y su gobierno , tanto las mayores , como Atenas y Esparta y Tebas - como las pequeñas, como Platea, por ejemplo.

Es época de grandes progresos e inventos - como el alfabeto en el s.VIII ( tomado del fenicio, pero perfeccionado y difundido muy pronto) y la moneda en el s.VI ( desde Licia). Los griegos compiten con los fenicios en comerciar y fundar colonias a lo largo de las costas del Mediterráneo - en Jonia y Eolia y en el sur de Italia , y más allá. Son los audaces viajeros que exploran el mar y cuentan luego, como el sagaz Ulises homérico, sus aventuras a un público inquieto y curioso. Luego en las ciudades de Jonia aparecen , tras los poetas líricos, los primeros filósofos y los primeros historiadores y con ellos alborea un mundo crítico y científico.

4

En la configuración del "ser griego" ha sido decisivo el trato con el mar. Es curioso, y significativo, que no tuvieran un vocablo indoeuropea antiguo apara nombrarlo, sino que adoptaran la sonora palabra "pelásgica" thálassa , y acomodaran otras, como pontos "camino", hals ( "salado") y pélagos ( "llanura"). El mar fue un sendero innumerable para los barcos griegos, alberga infinitas islas, y abre la imaginación. Los griegos aman el reto del mar y la novedades del viaje : su héroe nacional es Odiseo , y un tipo como Heródoto sólo pudo provenir de una ciudad marinera, como la jonia Halicarnaso. En esa costa jonia vivió Homero, allí los filósofos presocráticos teorizaron sobre la naturaleza del cosmos , en Mileto, en Ëfeso, en Samos y por allá el médico Hipócrates fundó su escuela en la isla de Cos. La polis junto al mar , es decir , abierta a horizontes sin límite, acogedora de los otros, ávida de relatos de prodigios y un tanto escéptica y crítica, fue el trazo decisivo para la civilización progresista de los griegos. No fue la condición única para el desarrollo de la cultura : Frente a Atenas, Mileto , Corinto, y luego Alejandría, la severa Esparta ciudad de tierra adentro, se mantuvo durante siglos como un ejemplo de polis disciplinada y austera. Pero fueron los marinos griegos los que difundieron el alfabeto, y con el aceite y el vino llevaron la cerámica y el saber helénico por el vasto mar, y más allá de las columnas de Heracles, llegaron a Tule en el Mar Atlántico.

¡ Thálatta, Thalatta! ,gritaron con júbilo los Diez Mil de Jenofonte al asomarse en la costa de Anatolia al Mar Negro tras recorrer miles y miles de parasangas en territorio persa. Sí, el mar , familiar y sin límites, era el gran camino, aunque el puerto final en la anhelada Grecia estuviera lejano, aunque el oleaje fuera peligroso. Pero el horizonte marino ofrecía ilusión y esperanza. Allí estaba "incontable la sonrisa de las olas marinas".

5

Creo que el mar y la ciudad son elementos que se combinan bien para explicar un rasgo del mundo griego : el amor a la libertad y al diálogo.

Sin duda es una exageración decir que "los griegos inventaron el diálogo" , como escribió una vez Borges, pero como suele suceder con las exageraciones ésta encierra una aguzada observación. En efecto , los griegos amaban la conversación y la discusión, en la plaza y la asamblea. El centro de la ciudad era el ágora, lugar de comercio y de encuentros, y de chismorreos y de cruce incesante de palabras . La oratoria y la filosofía, invenciones ligadas a la democracia, florecieron, no por casualidad, en Atenas, y el más grande de los filósofos griegos escribió sus ideas en forma de diálogos, inolvidable homenaje a su maestro, el conversador callejero Sócrates, que fue ágrafo. La democracia , esa invención griega, se funda en el diálogo. Hasta los más desvergonzados de los filósofos antiguos , los cínicos, respetaban el diálogo y lo exageraban considerando la máxima virtud la parresía, el "decirlo todo" , sin trabas ni respetos.

Ese afán de conversar y de buscar la verdad mediante el diálogo refleja el ambiente de la polis, es decir , una ciudad donde gracias al logos prospera la koinonía , que en griego significa tanto "comunidad" como "comunicación". Frente a otros pueblos que obedecen sin chistar órdenes de sus gobernantes, reyes o sacerdotes, los griegos toman acuerdos sobre sus leyes. dentro del marco cívico. Los ciudadanos son sólo súbditos de las leyes que ellos mismos de han dado. En un conocido texto de Heródoto un tránsfuga griego advierte a Jerjes que aquellos a los que se enfrenta serán extremadamente valientes , porque no acatan órdenes de ningún déspota , sino que sólo temen y respetan sus leyes. Es decir, las leyes de su polis. Y conviene recordar que la raíz de nómos, ley, es la misma de némein , "repartir". La autonomía de la ciudad hace a sus ciudadanos libres.

Y más de un texto elogia el placer de la charla como esencial entre los goces de la vida. Claro que ese gusto por el diálogo , que caracteriza a ese pueblo de charlatanes, sólo puede desarrollarse en la libertad y amistad ( eleuthería y philía) que la polis brinda . No es tampoco casual que el gran género literario de la época clásica fuera el teatro , invención estupenda de los atenienses, un teatro popular y cívico, donde se dialoga con el pasado mítico, recordando no sólo la gloria, sino el dolor y la catástrofe trágica de los héroes. Tragedias y comedias invitan a su público ático, reunido en el amplio teatro de Dioniso, al pie de la Acrópolis, a la reflexión ética y la catarsis sentimental, y le proponen así una educación cívica muy singular.

6

Otro elemento cultural común a todos los griegos era la religión. Tal vez más en sus mitos que en sus ritos, que podían ofrecer variantes locales. Los grandes dioses eran los mismos para todos los griegos, aunque en unos lugares se veneraran con predilección a algún dios o a algún héroe como patrón religioso local. Esa religión y esa mitología es de base indoeuropea y el panteón presenta , en su estructura, ciertos paralelos con otros de pueblos del mismo origen , como indios, latinos o germanos. Pero también, al compararlo con esos lejanos parientes , ofrece muy notables variaciones.

Sin duda, al asentarse en tierra griega los dioses de los invasores se toparon y cruzaron con divinidades mediterráneas.( Como ha sucedido otras veces). No voy a discutir ahora si la llegada triunfal de los olímpicos, esa familia patriarcal, con Zeus como señor supremo, suplantó y desterró para siempre un antiguo culto a las Grandes Diosas Madres ( como opinaba R.Graves y otros). Me parece una hipótesis muy discutible e indemostrable. Lo que quiero subrayar es que en esa familia olímpica hallamos no sólo nombres no indoeuropeos - como los de la misma Atenea o el de Afrodita -, sino figuras como las de Dioniso , que no proceden del norte, sino tal vez del autóctono substrato mediterráneo ( como sabemos ahora). La mitología griega tiene un núcleo indoeuropeo, pero también una riqueza y una fuerte originalidad muy características. - como señaló bien Dumézil , entre otros. Los mitos de los dioses y de los héroes forman parte esencial de la común memoria colectiva , que , subrayémoslo , en Grecia mantienen y difunden los poetas, no los sacerdotes. En la antigua Grecia no hubo libros sagrados, sino que, como afirma Heródoto, Homero y Hesíodo fueron los maestros religiosos, y los primeros "maestros de verdad" ( según Detienne) de todos los griegos. Es decir, la religión no era dogmática, sino un conglomerado de mitos y ritos que admitía variantes locales. Un dios o un héroe podría ser más venerado en un lugar que en otro. Por ejemplo, en Atenas la patrona de la ciudad era Atenea y Teseo el héroe de perfil más "patriótico". En Argos la gran diosa era Hera, y Apolo recibía un culto muy especial en Delos y Delfos. Al margen de la creencia general y el culto más común hubo en Grecia algunas sectas religiosas , como los órficos, y ritos mistéricos como los de Eleusis en honor de Deméter y su hija Perséfone. Mas lo que ahora importa subrayar es que todos los griegos reconocían unos mismos dioses y conocían una mitología común ( poetizada en textos panhelénicos como los de Homero y Hesíodo).

7

No deberíamos olvidar otro rasgo común : el afán gimnástico y el gusto por las competiciones atléticas. En el cultivo del deporte vemos cómo el griego no sólo apreciaba el cuidado del cuerpo, sino que desde muy pronto unía el atletismo con la fiesta . Las ciudades tenían sus gimnasios y la educación ( paideia) comprendía , desde un principio, la gimnasia y los juegos atléticos,. Como es bien sabido , las competiciones festivas - en Olimpia, Delfos, el Istmo de Corinto, y Nemea ofrecía oportunidad para la reunión y competición atlética de todos los griegos. Para esas fiestas se decretaban treguas en toda Grecia y de todas las ciudades griegas acudían los atletas y los espectadores .Había premios y honor a los vencedores en una celebración donde resonantes epinicios manifestaban el entusiasmo común de los griegos por esas competiciones que mostraban la belleza y agilidad de los cuerpos jóvenes, en un ambiente festivo y de superación física. ( Aunque en tales fiestas competían sólo los varones ).

8

Volvamos a un rasgo ya apuntado : la distinción entre griegos y bárbaros .Es una división que no hallamos todavía en los textos homéricos , pero que aparece bien destacada en las primeras líneas de la Historia de Heródoto ( el gran historiador que es contemporáneo de Pericles). Es fácil ver cómo ese contraste entre los griegos y los otros se ha ido formando en la mentalidad griega en la época arcaica y ha adquirido un matiz tajante a partir de las Guerras Médicas . El brillante libro de Edith Hall titulado "La invención de los bárbaros" destaca cómo el teatro difundió esa imagen del "bárbaro" como distinto esencialmente del "griego".También Edward Said en su "Orientalismo" ha insistido en la difusión , muchos siglos después, de una imagen despectiva parecida - sólo que en este caso "el bárbaro" tiene un color oriental -en la mentalidad europea moderna para justificar el dominio y los imperios coloniales sobre pueblos de Asia y África. En todo caso, en Grecia fue la victoria repetida de los griegos sobre los persas - en 490 y 480 - lo que refrendó esa oposición entre lo griego y lo bárbaro y estimuló una cierta conciencia de superioridad de los griegos. Si bien lo "bárbaro" admite notables variedades, como ya indicamos, lo griego se caracteriza como lo civilizado , como el mundo del orden y la razón , es decir, del logos y la libertad frente al mundo bárbaro, servil, desordenado, desmedido y brutal ( magnífico y colosal a veces, rudo y salvaje otras ) . Razón y libertad son rasgos característicos del griego; despotismo y desmesura del bárbaro. Por eso, en opinión de algunos filósofos griegos , resulta natural que los bárbaros sirvan de esclavos a unos amos dotados de una razón superior , para bien de unos y otros. Así lo pensaba Aristóteles cuando redactó los primeros párrafos de su Política..

Está claro que no siempre los griegos se portaron , de acuerdo con sus normas , como más civilizados que los bárbaros . Eurípides , en tragedias como las Troyanas, advierte que pueden mostrarse tan crueles como los bárbaros. Hubo , ya en el siglo IV a.C. algunos intentos para unir a todas las ciudades griegas en una alianza contra los bárbaros, a fin de superar las continuas luchas entre griegos que tantos desastres habían causado antes . El viejo Isócrates, sobre todo, y Demóstenes fueron los adalides de ese panhelenismo que no llegó a fraguar y que en parte recogerá Alejandro

Más tarde, en época helenística, algunos escritores defenderán la tesis de que lo que diferencia a unos de otros , lo que distancia al heleno del bárbaro, no es el origen, sino su educación. La paideía es lo que marca la diferencia. Estrabón ( 1,9,4) cita la opinión de Eratóstenes : "Eratóstenes, que no elogia en absoluto a los que dividen en dos la totalidad de la población humana en griegos y bárbaros, ni a quienes exhortaron a Alejandro a tratar a los griegos como amigos y a los bárbaros como enemigos , afirma que es mejor hacer esta división según la hombría de bien o la maldad , pues muchos de los griegos son malos y muchos de los bárbaros son educados ( asteîoi), como los indios y los de Ariane, y también los romanos y cartagineses , que se gobiernan políticamente de modo tan admirable."(Cf.E.Reverdin,ed.Grecs et Barbares, F. Hardt, 1961)

Notemos que la mayoría de los pensadores de la época helenística procedían no ya de Grecia , sino de los territorios helenizados en donde se desplegaba una educación basada en los ideales del humanismo helénico. En esa época ciudades como la fascinante Alejandría, y Pérgamo y Rodas - con sus grandes bibliotecas y sus sabios - rivalizan y superan a la vieja Atenas . La clase alta de Roma se impregnó del saber y la literatura helenística, que los romanos imitaron y comentaron. Los filósofos y poetas proceden de muy diversas tierras. Y tanto los estoicos como los epicúreos, no menos que los cínicos y los escépticos, insisten en el cosmopolitismo. El sabio tiene como patria verdadera el universo. También ésa es una idea griega, pero , desde luego, tardía.

8

Cf. J.Ribeiro Ferreira. Hélade e Helenos. Génese e Evoluçâo de um Conceito. Lisboa, 199 s 3
"Helenismo" viene de hellenizdein , que significa "hablar griego", pero también "comportarse como griego" : amar la cultura, el deporte y cultivar la filosofía y respetar unas pautas de conducta civilizada,



Arriba

Volver

Licencia Creative Commons. Pulse aqu para leerla
2007 Kultura, Gazteria eta Kirol Departamentua - Gipuzkoako Foru Aldundia
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la pgina de Gipuzkoa.net