gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
es | eu
Logotipo gipuzkoakultura
2014ko urriak 1, asteazkena
Aintzinari buruzko jardunaldiak
LA IRA Y EL AMOR: EMOCIONES EN LA GRECIA ANTIGUA
La ira de Aquiles

Itzuli

Los héroes en la Ilíada

La Ilíada es un poema heroico; consiste en el relato de gestas bélicas con intervención de héroes y dioses. Pero además presenta una peculiar concepción según la cual los héroes son superiores por sus hazañas y sus cualidades oratorias y persiguen a pesar de los riesgos ante todo su honor. Su conducta no es moralmente superior a la de los demás hombres, pero entienden que su superioridad les da derecho a hacer su voluntad. Los héroes tienen características humanas pero en un nivel muy superior y con frecuencia exagerado. Sus cualidades son moralmente ambiguas porque son excesivas. Esta superioridad se refleja en su ascendencia. Muchos son descendientes o incluso hijos de Zeus; frente a ellos, los demás humanos no son objeto del interés y constituyen un grupo anónimo excepto en los momentos en que uno se destaca para un duelo personal. Esta concepción heroica tiene un fondo histórico. En este mundo heroico las heroínas tienen un papel limitado, porque no realizan hazañas de guerra y porque desempeñan una función dependiente del héroe masculino.
El héroe homérico destaca sobre todo por su capacidad para afrontar la muerte y preferir la muerte gloriosa antes que la vida oscura. Los héroes homéricos son sensibles a la gloria. Sus gestas están destinadas a preservar su fama en el futuro.
La narración subraya el sufrimiento de los héroes frente a la exis­tencia despreocupada y feliz de los dioses. Ya el prólogo de la Ilíada anuncia la muerte de muchos héroes. Patroclo, Sarpedón y Héctor, amados por Zeus, hallan la muerte; y también es inminente la muerte de Aquiles, que eligió una vida breve y gloriosa en lugar de una larga y oscura.
Una larga parte de la Ilíada está protagonizada por los sucesivos héroes que aspiran a sustituir a Aquiles durante su ausencia de la batalla *1. Los héroes tiene un carácter individual y siguen conductas distintas en circunstancias semejantes. Por ejemplo, en los monólogos que pronuncian al quedarse solos y rodeados de enemigos, Ulises, Agenor, Héctor y Menelao calibran las posibilidades y adoptan una decisión personal *2.
Un fenómeno característico de la Ilíada es que la mayoría de las acciones humanas tiene una doble motivación. Los héroes toman una decisión y, al mismo tiempo, un dios infunde esa misma decisión al héroe. Como consecuencia, los héroes tienen libre albedrío y son responsables moralmente, pero, al tiempo, sus actos están determinados por la voluntad divina. Nunca hay conflicto entre ambas decisiones. Esta combinación de responsabilidad moral y de determinismo puede reflejar un pensamiento primitivo y popular o ser el resultado de una concepción consciente, aunque implícita *3.
Los dioses son antropomorfos, pero están separados de los hombres por una distancia incalculable. En ellos se mezclan lo sublime, lo frívolo, el capricho, la amoralidad y ciertos aspectos siniestros e irracionales. Es difícil deslindar lo tradicional y lo específico de la Ilíada. Pero Heródoto afirma que Hesíodo y Homero elaboraron la teogonía de los griegos y atribuyeron a cada dios sus atributos, sus apelativos y su ámbito de actuación. En la Odisea los dioses velan por los principios éticos de conducta y se afirma que "las maldades no triunfan" (cf. I 32-43, VIII 329, XXII 372-4).
Los dioses aparecen a veces como dueños de su futuro y a veces como sometidos al destino, que es una fuerza impersonal superior a la que está sujeto el propio Zeus, que no puede librar a Sarpedón de la muerte. En otros pasajes, como en particular en el duelo de Aquiles y Héctor, Zeus (Ilíada XXII 167 ss.) invita a los dioses a decidir a quién otorgar la victoria y finalmente saca la balanza y pone en ella los destinos de ambos héroes. La de Héctor se inclina, y entonces Apolo lo abandona. Esta aparente incoherencia en el pensamiento acerca de la jerarquía otorgada a los dioses y al destino produce sensación de realismo y refleja una concepción popular muy extendida también hoy.
El mundo heroico tiene características distintas del mundo reflejado por los símiles. Por ejemplo, la dieta de los héroes y el material del que están fabricados los objetos de los héroes son distintos de la dieta y los materiales mencionados en los símiles. Los objetos de los dioses son fabricados con metales preciosos.

Notas


*1 Sobre los mitos, véase L. Edmunds, Myth in Homer: A Handbook, Highland Park, 1993.

*2 Véase B. Fenik, Homer: Tradition and Invention, Leiden 1978.

*3 A. Lesky, "Göttliche und menschliche Motivation im homerischen Epos", Sitzungsberichte Ak. Heidelberg. Phil.-hist. Klasse 1961/4, estudió la doble motivación de las acciones de los héroes homéricos. W. Kullmann, "Gods and Men in the Iliad and the Odyssey" HSCP 89, 1985, 1-23, llama la atención sobre las diferencias entre la Ilíada, en la quelos héroes y los dioses actúan guiados por el capricho, y la Odisea, en la que los dioses y los hombres siguen una línea de conducta determinada por razones éticas y morales.

Itzuli

Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2007 Kultura, Gazteria eta Kirol Departamentua - Gipuzkoako Foru Aldundia
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net